internet

Una Web abierta, ahora o nunca

La World Wide Web, lo que llamamos la Web, o simplemente las “páginas web” forman parte de nuestra vida de alguna manera. Directamente o indirectamente la Web nos afecta y ha influido en nuestras vidas durante los últimos años. Incluso  los que no “navegan” por la Web también están bajo su influencia. Si vemos la televisión, la web nos influye porque gran parte del contenido de este medio proviene o está influenciado por Internet. Probablemente lo mas conocido de Internet, hasta tal punto, que para mucha gente lo que vemos cuando usamos un navegador es Internet. La Web es sólo una parte de Internet, pero sin duda es lo que ha contribuido a su popularización.e-mail-people_640

Por todo esto, creo que las modificaciones que se hagan en la Web son muy importantes para todos. Así que cuando ví en Kriptópolis el artículo que sigue, me pareció muy importante darle difusión:

Atentado oculto contra la base de la Web

Enviado por mhyst en

Se ha dicho que la base de la Web son los enlaces. En realidad la base de la Web es el lenguaje HTML del que los enlaces forman parte. Pues bien, el HTML está en grave peligro de ser alterado de una forma irremediable. La industria del cine ha pedido la inclusión en la próxima versión del HTML (la 5) una extensión que permitiría “proteger” determinados contenidos. Esta extensión se conoce como EME (Encrypted Media Extensions) y su inclusión ha sido aprobada de forma unilateral por el director del Consorcio de la Web (W3C) Tim Berners-Lee. Una vez decidido por este que la protección de contenidos entra dentro del ámbito del grupo de trabajo responsable de generar el estándar HTML5, se pide consenso para decidir la mejor manera de llevarlo a cabo. La controversia se ha desatado, pero parece poco probable que Sir Tim Berners-Lee dé un paso atrás…

El borrador proporcionado de EME, desarrollado de antemano por Microsoft, Google, Apple y Netflix propone un modelo según el cual hay un elemento que se comporta como una caja negra del cual sólo podrán decidir los propios distribuidores de contenido arriba mencionados, llamado CDM (Content Decryption Module) el cual será sin lugar a dudas un software privativo y por tanto no tendremos acceso al código fuente para confirmar que en efecto hace lo que dice (supuestamente desencriptar contenido). Este modelo garantiza que todo navegador en el futuro tendrá un hueco donde encajará cualquier módulo CDM desarrollado de forma independiente de la W3C que en teoría será para descifrar contenido cifrado, aunque en realidad podrá hacer lo que les venga en gana a los desarrolladores. Es obvio que empresas como Google que ya nos tienen sometidos a vigilancia por diversos medios, usarán este nicho para crear otras formas de vigilancia. En cualquier caso los CDM serán software que actuará en nuestra contra dentro de nuestro propio ordenador

Tal como se puede ver en el borrador de EME, ya se está trabajando en su estandarización lo cual ocurrirá como muy tarde en diciembre de 2014 de acuerdo a los hitos establecidos en el grupo de trabajo del html. Aunque algunas partes ya se han adelantado y Google ya incluye esta “mejora” en su Chrome OS.

Aunque la palabra DRM (Digital Restrictions Management) sólo se menciona una vez de forma indirecta, está claro que EME está dirigido a introducir un sistema de gestión de restricciones digitales en los navegadores. Se trata de permitir controlar el pago de ciertos contenidos que pueden ser vídeos, música, textos, etc.

EME incluye el evento “onneedkey” que podría tratarse para cualquier tipo de etiqueta (no sólo <video > y <audio>). Desde ese evento, una serie de modificaciones a JavaScript permitirían cargar el CDM correspondiente que se descargará en nuestros sistemas y empezará a controlar el streaming de video o de audio (entre otras cosas, como ya he dicho).

Hasta ahora, cada compañía tenía sus propias plataformas DRM, las cuales eran muy costosas y difíciles de mantener. Con esta operación, si definitivamente logran meter el DRM directamente en el estándar de HTML5, se ahorrarán millones y la tarea de “proteger” contenido será mucho más sencilla.

Todo este asunto no ha trascendido demasiado dada la complejidad técnica del tema. Yo quizá no sea la mejor persona para explicarlo ya que también soy técnico. He conseguido introducirme en el HTML WG (working group) como experto invitado para mantenerme al tanto del tema. A menos que consigamos una gran repercusión social, los técnicos aislados seremos incapaces de parar esto. Hay que tener en cuenta que los miembros del W3C más influyentes son Google, Microsoft, Apple y NetFlix entre otros. Google se destaca por ser el que tiene mayor número de representantes (24 en total). Todas esas compañías no están ahí porque creen navegadores. Está claro que tienen intereses en que EME siga adelante.

Por todo lo dicho solicito ayuda. Urge explicar de una forma más clara todo el asunto y llevarlo a las redes sociales y a los medios.

En change.org hay dos peticiones en contra de EME. Una en inglés existía antes de meterme en esto. La otra la creé yo en castellano. Reunir firmas no está de más.

https://www.change.org/petitions/block-the-w3c-potential-requirements-of…
http://www.change.org/es/peticiones/w3c-no-queremos-drm-en-la-www-no-a-l…

Más información del tema se puede encontrar aquí:

http://www.theguardian.com/technology/2013/jun/06/html5-drm-w3c-open-web
http://www.theguardian.com/technology/blog/2013/mar/12/tim-berners-lee-d…
http://www.defectivebydesign.org/no-drm-in-html5